Las Cooperativas son las sociedades empresariales mejor reconocidas a nivel social.

El Consejo Superior de Cooperativas de Euskadi presenta un estudio de

percepción con motivo del Día Internacional de las Cooperativas, que se

celebra bajo el lema “Reconstruir mejor juntos”

EL cooperativismo se reivindica como modelo para lograr una

recuperación justa.

Bilbao, 2 de julio de 2021. Los valores de la empresa cooperativa han salido reforzados tras este año de

pandemia. “Hoy más que nunca es necesario un modelo económico que tenga como protagonista a las

personas y orientado al bien común. Si queremos salir mejor de esta crisis debemos cooperar”. Este es el mensaje que desde el Movimiento Cooperativo Vasco y el Departamento de Trabajo del Gobierno Vasco se ha lanzado con motivo del Día Internacional de las Cooperativas, que se celebra mañana, 3 de julio. El lema elegido, “Reconstruir mejor juntos”.

La celebración ha servido para presentar el estudio de percepción del Consejo Superior de Cooperativas

de Euskadi (CSCE-EKGK) en el que se destaca que para la ciudadanía vasca, las cooperativas son el tipo de sociedad empresarial mejor reconocida a nivel social.

La viceconsejera de Trabajo y Seguridad Social del Gobierno Vasco, Elena Pérez Barredo, junto con el

presidente del Consejo Superior de Cooperativas de Euskadi, Patxi Olabarria, y la presidenta de la

Confederación de Cooperativas de Euskadi –KONFEKOOP–, Rosa Lavín, han puesto hoy de relieve, en

Bilbao, el papel de las cooperativas en la reconstrucción económica y social.

“Venimos de un año muy duro, y seguimos en momentos de dudas. Hay todavía mucha tarea por

delante. Pero hay algo que hemos visto: que las cooperativas han sido más resilientes que otro tipo de

empresas. Han sabido resistir y están mejor preparadas para salir”, ha afirmado la viceconsejera de

Trabajo. Pérez Barredo también ha querido destacar que “es en momentos como éste cuando tienen

mayor importancia los espacios de concertación en los que nos aliemos las instituciones y los agentes

sociales”.

Por su parte, el presidente del CSCE-EKGK, Patxi Olabarria, ha afirmado que “el País Vasco continúa

siendo un referente en el modelo cooperativo en el ámbito internacional, demostrando que a pesar de

las dificultades se puede seguir creciendo”.

Olabarria ha presentado los resultados del estudio de percepción realizado a través de 650 encuestas en

torno al cooperativismo y a las cooperativas. El estudio aborda aspectos como el grado de conocimiento

sobre el cooperativismo, la imagen de las sociedades cooperativas y cuáles son las más reconocidas. “La

principal conclusión es que las sociedades cooperativas son el tipo de sociedad empresarial mejor

reconocida a nivel social, lo cual nos hace sentirnos muy satisfechas y satisfechos”, ha subrayado.

Esta buena imagen del cooperativismo queda refrendada por su sentimiento de proximidad, ya que el

66% de las personas encuestadas tienen familiares o amistades que trabajan en una cooperativa.

Además, a las sociedades cooperativas se les atribuyen en exclusiva conceptos y valores como riqueza

compartida (79,7%), participación de las personas (78,5%) y compromiso de las personas trabajadoras

(60,2%).

La solidaridad, la transparencia, y situar a la persona en el centro son las características que se asocian

más a las cooperativas que al resto de empresas. Esto hace que las cooperativas logren un mejor índice

de recomendación como lugar para trabajar, vinculado a empleo de calidad.

Las cooperativas más reconocibles son las agrarias y de vivienda, sin embargo, a la hora de mencionar

ejemplos concretos, la mayoría son de trabajo asociado –industriales, construcción y servicios–. Según el

estudio, las más reconocidas son Grupo Mondragón, Eroski, Fagor, Irizar, Laboral Kutxa, Ulma, Orona,

LagunAro, Maier y Danobat.

El CSCE-EKGK ha mostrado su satisfacción por la buena imagen de la que gozan las cooperativas vascas y

ha destacado como retos “el reconocimiento del cooperativismo en toda su diversidad y aumentar el

conocimiento del cooperativismo entre la juventud”, además de fortalecer los atributos de calidad,

sostenibilidad e igualdad de oportunidades.

Día Internacional de las Cooperativas

Asimismo, ha querido felicitar a todas las personas que forman parte de las cooperativas y que

contribuyen “a un futuro mejor”. El #CoopsDay ha servido para poner el acento, ahora que se empiezan a ver brotes verdes, en el modo de lograr una recuperación justa y se ha hecho referencia a la respuesta

participativa, democrática, responsable, pragmática y solidaria de las cooperativas. “Son estos valores los que nos hacen resilientes y lo que ha permitido a las empresas cooperativas de Euskadi resistir en

mejores condiciones, convirtiéndose en una salida real y demostrando su característica anticíclica”, ha

explicado la presidenta de KONFEKOOP, Rosa Lavín.

Lavín ha destacado que desde KONFEKOOP se seguirá promoviendo, apoyando e impulsando el

cooperativismo y ha hecho referencia a los retos de futuro -tecnológico, social, de los cuidados y

energético-climático- “con el convencimiento de que nuestros valores contribuirán a la reconstrucción de una Euskadi más avanzada, comprometida y solidaria”.

La Alianza Cooperativa Internacional (ACI) comenzó a celebrar el Día Internacional de las Cooperativas en 1923, si bien fue en 1995 cuando las Naciones Unidas proclamaron la celebración de este día el primer sábado de julio. La ACI es una de las organizaciones no gubernamentales más grande del mundo, con 3 millones de cooperativas y más de 1.000 millones de personas cooperativistas. La ACI agrupa al 12% de la población mundial y al 10% de la población ocupada.